No te detengas.

No te conviene cuestionar la razón de porqué ciertos acontecimientos inesperados del día te suceden a ti precisamente; ¿porqué a mí?, decimos. Pues suceden porque si y ya.

Aceptalos sin más y has lo que tengas que hacer, sin más también.

Si te detienes a escudriñar, detienes tu vida ocupando tu imaginación inútilmente en pensamientos, sin duda negativos. Te pondrán molesto e inquieto y te aseguro que, finalmente, no vas encontrar la razón del porqué, pero sí perderás la razón por un largo rato.

Las cosas suceden porque sí; las personas mueren, se enferman, les roban su auto o su casa, son engañados, los corren de su trabajo. Llegan gastos inesperados, no obtienen aquello por lo que tanto han luchado. Y más y más cosas.

Vivir conlleva todo eso, pero sabes, incluye a la vez muchas cosas agradables; alegrías, satisfacciones inesperadas; implica ser feliz, amar a muchas personas, disfrutar de la luz del sol y de la luna, de la sonrisa de la gente, de la felicidad de los tuyos y, claro, de tener la capacidad para disfrutar los exitos de los no tan tuyos.

Como ves, la vida, vivir, conlleva todo.

Vive

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s