Hacia el final

IMG_4657

En las mañanas al despertar
me duelen los huesos
y durante el dia me acompaña
ese dolor que parece parte de mí.
En la noche se acuesta y se duerme conmigo
siempre.

Cuando cierro los ojos
y puedo verme por dentro,
miro a mi pobre esqueleto
lleno de rajaduras
y huesos roidos de tantas caídas,
de tantos golpes, de tanto apretarlos
por los dolores del alma,
que te da la vida
de tanto vivirla.

Pero mi esqueleto me quiere bien,
porque cada noche se compadece de mi
y suaviza sus dolores
y me arrulla hasta que pueda dormir.

Si lo traté mal en el dia,
entonces si,
en la noche hace cuentas conmigo
y alarga mi vigilia,
como si me cobrara una diferencia;
siempre le salgo debiendo.

A veces no me dejan dormir,
los oigo gritarse,
los huesos le reclaman al alma,
ya no me trates tan mal, le dicen;
los huesos contestan y me acusan,
no soy yo, es él quien
siempre me hace sufrir con sus demandas;
de todo llora de todo se queja, todo lo exige,
me oprime, nunca me deja en paz,
reclamenle ustedes por favor.

Y los huesos me reclaman,
y me hacen llorar a veces.

Lisemelino

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Pensamientos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s