Archivo de la categoría: Denuncia

Lo que tengas que decir, levanta la voz

Pareciera que sí, pero no…

wpid-wp-1441116400290.jpeg

Parecería que fuimos predestinados a hacer y ser lo que a nuestros padres y los que se erigieron en nuestros educadores les pareció lo correcto; nos lo enseñaron a cada uno de acuerdo al lugar geográfico de nuestro nacimiento por supuesto, no es lo mismo un árabe que un mexicano o un americano, y claro, basado en lo que a ellos mismos les traspasaron de la misma manera. Así ha sido el modelo universal de educación.

¿Y qué de nosotros? ¿Y yo, cuándo sabré quién soy?

Así que todo ese aprendizaje, y no me refiero al conocimiento de las matemáticas de la física, la química; la literatura, ni ningún idioma, ni de los reales valores morales, sino a esa particular forma que tiene la sociedad con relación a cómo debemos comportarnos en reuniones, en la escuela en el trabajo, en la familia, en la calle, con los amigos y demás. Cuándo y cómo debemos reír o llorar, o ir o venir o decir o no. Todas esas formas que se han convertido en dogmas, en grandes máximas, en una especie, distorsionada por cierto,  de paradigmas inescrutables, “sine qua non” como dirían los leguleyos, como “designios del más allá”, que nos oprimen y dificultan ser quienes somos.

Entonces vamos con miedo e inseguros aprendiendo “buenos modales” y formas de comportamiento “ideales”,  y lo peor, formas preestablecidas de pensar sin pensarlas, que ni por un momento nadie nos preguntó si estábamos de acuerdo, vamos, si las entendíamos siquiera, y así nosotros muy orondos, empezamos a caminar confiadamente. Y zas, resulta que nos vamos dando cuenta de muchas mentiras e incongruencias en todo ello.

Jamás nos pusimos a pensar individualmente, a investigar, a preguntar ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Quién lo dice? ¿Para qué sirve? Y antaño, hay de aquel que preguntara, por cierto, un cachetadón por preguntón y asunto arreglado.

Los juegos que jugar, la carrera a estudiar los amigos la novia con quien debimos casarnos, cuál estilo de vida vivir, cuántos hijos tener; y cuidado con quien no tuviera la “parejita” cuándo menos, porque… ustedes ya saben.

No abundaré más, no me parece necesario, vayamos mejor al punto fino que es ahora; el ahora mismo.

¿Ya sabes quién eres, sabes medianamente al menos lo que hiciste y no hiciste? ¿Sabes ya lo que quieres hacer el resto de tu vida?

Hago la aclaración determinante de que las respuestas deben ser el resultado de una descarnada introspección individual, y no platicado o discutido con alguien más, llámese como se llame. Tiene que provenir, quizás por vez primera, de nuestro fuero interno. Yo conmigo.

Pasar de las ensoñaciones a mi realidad, la de hoy, y de aquí para adelante; y siempre, insisto,  yo conmigo y nadie más. Sin creencias sin tabúes ni dogmas, ni máximas ni paradigmas y sin toda ésa parafernalia moral aprendida.

Atrévete a pensar en voz alta y a decir todas ésas cosas que te has callado por aparentar, y sobre todo a conducirte como realmente eres. Libre, libremente sin miedo alguno.

Empieza así a ser tú.

Lisemelino

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Denuncia

Septiembres

Los Olvidados

Tengo más lágrimas que saliva. Lloro sin quererlo y queriendo hablar, la lengua se me queda pegada al paladar en pastosa mezcla.

Se aparece mi niñez jugando en la calle feliz con mis amigos, niños también. Volteo, y veo del otro lado del bulevar, una ciudad desconocida, otro mundo literalmente. Me entristece verlo gris desolado ruidoso. Es el mundo en el que vivo, el de hoy.

El dolor de los demás y la desolación de México son míos, porque soy ellos y él; y todos somos uno, aunque unos pocos no lo quieren entender. Están ciegos mudos sordos: viven ahogados en si mismos, no saben de su pobreza humana, pobres.

Vuelvo a mi juego y no puedo. Se han ido mis amigos, mi calle y mi pelota. Tengo 60, estoy del otro lado de la avenida, en ese mundo raro de José Alfredo.

Borracho de ruido de miedo de lejanía de incertidumbre de desolación, me quedo con la cándida esperanza de que esa nada que le llaman futuro se vuelva algo mejor.

Lisemelino

Deja un comentario

Archivado bajo Denuncia

No recuerdo a la autora

“Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porque llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere.

No tengo paciencia para el cinismo, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quien no agrado, de amar a quien no ama y de sonreír para quien no quiere sonreír. Ya no dedico un minuto a quien miente o quiere manipular.

Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío. No soporto conflictos y comparaciones.

Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición.

No me llevo nada bien con quien no sabe elogiar o incentivar. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales.

Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quien no merece mi paciencia”

Una disculpa a la autora por olvidar su nombre,
sé que es mujer.

Deja un comentario

Archivado bajo Denuncia

Para 2015, un propósito…

Tocar las estrellas es tocar tu corazón y el mio.

Proyecto AcoPe

“Si crees que puedes tocar las estrellas, hazlo.”

10690141_845284275512711_6693781109431622149_n

Ver la entrada original

Deja un comentario

Archivado bajo Denuncia

Oxígeno

http://pic.twitter.com/w35TAxpIco

Publicado desde lisemelino90.wordpress.com

Deja un comentario

12 octubre, 2014 · 3:27 pm

Piensa en ti en tus hijos en tus nietos y en los demás

http://twitter.com/MiEcoHuella/status/521275790307393536/photo/1
Compartido por Tweetcaster

Publicado desde lisemelino90.wordpress.com

Deja un comentario

12 octubre, 2014 · 3:14 pm

Protejámonos

http://pic.twitter.com/7HrQAfnOC5

Publicado desde lisemelino90.wordpress.com

Deja un comentario

11 octubre, 2014 · 3:35 pm